12/7/17

¿Eres un troll de internet y no lo sabes? Un estudio te ayuda a identificarlo

¿Eres un troll de internet y no lo sabes? Un estudio te ayuda a identificarlo


telemundo.com

Ya lo sabemos: el anonimato que propicia la Internet saca lo peor de los seres humanos.

Si algo se hace molesto para los millones de consumidores de los contenidos en la red de redes es la abundancia de trolls y comentaristas agresivos y molestos que pululan en los foros y los sitios donde se puede opinar.

Como fenómeno puramente típico de la Internet, el troll se caracteriza por no sostener una actitud amistosa, sana y tolerante a la hora de dar a conocer su anónimo punto de vista.

Esto suele ocurrir en las áreas de comentarios de los grandes portales, pero también en redes sociales como Facebook o Twitter, siempre que pueda parapetarse detrás de una identidad falsa.

La pregunta que todos se hacen es sencilla. ¿Por qué existen estos personajes? ¿De dónde viene ese extraño hábito impulsivo de herir a los otros y sin consecuencias algunas? ¿Acaso existen rasgos psicológicos específicos que favorecen la aparición de los trolls? Una encuesta realizada por psicólogos australianos ofrece algunas respuestas.

A partir de un cuestionario online, los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud y Psicología de la Universidad Federal de Mount Helen, ubicada en la ciudad de Ballarat, en el sudeste australiano, evaluaron a 415 hombres y mujeres mayores de 18 años (con una edad promedio de 23 años) que parecían “normales”, es decir, que a simple vista no tenían apariencia ni características de trolls.

Los participantes tenían que estar de acuerdo o en desacuerdo con afirmaciones como “aunque algunas personas piensan que mis comentarios son ofensivos, yo creo que son divertidos”, para identificar los rasgos específicos en sus personalidades.

Esta búsqueda se centró en condiciones psicológicas como la psicopatía, el sadismo, la empatía afectiva y la empatía cognitiva. Al final, el estudio reveló que los trolls poseen especialmente dos de estos rasgos: la psicopatía y la empatía cognitiva.

La diferencia entre las dos formas es simple: mientras que la empatía cognitiva le permite a una persona identificarse con los sentimientos y emociones de los otros, la psicopatía no permite conmoción ante las emociones del resto de las personas.

Por lo tanto, las personas dotadas de gran capacidad para la empatía cognitiva saben exactamente qué tipo de respuestas causarán sus comentarios negativos. Cuando lo anterior se combina con la psicopatía -que no es sino el escaso aprecio por las emociones y los sentimientos de los otros- se producen las condiciones para la formación de un troll.

La psicopatía se midió utilizando una escala en la que se pidió a los participantes que estuvieran de acuerdo o en desacuerdo con un conjunto de enunciados tales como “la represalia debe ser rápida y desagradable”.

“Los resultados indican que cuando hay una alta presencia de rasgos psicopáticos, los trolls emplean una estrategia de predicción de la empatía y del reconocimiento del sufrimiento emocional de las víctimas, mientras que se abstienen de admitir que se trata de una expresión de sentimientos negativos”, describen los investigadores.

Debido a que la psicopatía está asociada con la búsqueda de sensaciones emocionantes y la impulsividad, es posible que “la creación del caos en internet sea la motivación central del troll”.

El estudio también encontró que los trolls por lo general poseen una alta dosis de sadismo en su perfil psicológico, lo que favorece que se deleiten con el sufrimiento de sus víctimas.

Otro rasgo verificado por la investigación es que los trolls tienden a ser hombres, aunque la mayoría de los encuestados (un 63%) eran mujeres.

De próxima aparición en la revista Personality and Individual Differences, este estudio no ofrece consejos sobre cómo detener el comportamiento de los trolls en internet, si bien nos da más pistas sobre nuestro conocimiento de la actitud de las personas cuando aceden a internet.

Este estudio ha encontrado evidencias de vínculos entre los rasgos psicopáticos y los altos niveles de empatía cognitiva en personas propensas a comentarios negativos e hirientes en la red de redes.

Explorar el vínculo entre la psicopatía, la alta empatía cognitiva y el trolling podría ayudar a profundizar nuestra comprensión de los tipos de personalidades que gravitan hacia ese comportamiento, para potencialmente colaborar con su neutralización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario