6/7/17

Psicópatas de cuello blanco: entre el delito y el triunfo empresarial

Psicópatas de cuello blanco: entre el delito y el triunfo empresarial


eleconomista.es

"No todos los psicópatas están en las cárceles. Hay muchos en los consejos de administración y en los comités ejecutivos de las empresas".

Con esta demoledora frase del doctor en Psicología Robert Hare, el catedrático de Psiquiatría por la Universitat Autònoma de Barcelona Adolf Tobeña comienza en su libro Neurología de la maldad uno de los capítulos más descorazonadores sobre la presencia de individuos con rasgos psicopáticos en el sector empresarial. "Combinan algunos elementos del psicópata peligroso pero tienen cualidades y virtudes que les hacen particularmente buenos para la lucha competitiva de alta exigencia en el ambiente de los negocios", sentencia Tobeña en una entrevista con Evasión.

Desde el indicio de la Gran Recesión de 2008, han sido muchos los ensayos y reportajes periodísticos dedicados a la descripción de este tipo de figuras psicopáticas que han sido calificadas como 'corporativas o de cuello blanco'. Algunos de estos trabajos cifran la incidencia de esta clase de psicopatías en un 3%, cuando la media de la sociedad se sitúa entre el 1-1,5%. Aunque Tobeña desconfía de estos estudios por su juventud y su carácter tentativo, sí que comparte con rotundidad que en los sectores financieros hay una mayor presencia "porque aquellos que tienen ciertos rasgos para ser tiburones sin escrúpulos medran y progresan con rapidez".

Una de las investigaciones a las que hace referencia Tobeña -Corporate psychopathy: taking the walk de Babiak, Neumann y Hare- concluye que el estilo de liderazgo de los psicópatas corporativos les convierte en ejecutivos poco propensos al trabajo en equipo y poco leales pero con una gran visión estratégica, capacidad creativa y de innovación, así como con buenas dotes de comunicación. De hecho, Adolf entiende que en los procesos de selección de estos sectores prima la búsqueda de perfiles con estas cualidades y que se puede dar tanto en mujeres como hombres.


La cualidades positivas de ser un psicópata de cuello blanco


El catedrático de psiquiatría por la Universitat Autònoma de Barcelona explica que este tipo de individuos "son creativos, tienen originalidad, arrojo, ambición, audacia (...) lo que los hacen particularmente buenos para la lucha competitiva de alta exigencia en el ambiente de los negocios". Y añade que "son gente que tiene una enorme capacidad para mentir". Sin embargo, Tobeña va más allá y asegura que aunque les puede repugnar la morbosidad dolorosa, " tienen una reactividad fisiológica cero frente a los enormes perjuicios económicos que causan a los demás". Además, son extremadamente inteligentes, lo que les evita caer en el delito.

La meta de estos psicópatas de cuello blanco es alcanzar las máximas cotas de poder, algo que el autor de Neurología de la maldad define como "la capacidad de que sin necesidad de sugerirlo los demás hagan lo que tú desees e incluso yendo en contra de sus intereses". Y el dinero simbólico que a pesar de su juventud se está posicionando como un elemento de arrastre para "los sistemas de gratificación cerebral tan potente como el sexo más apetecible".

Sin embargo, una de las características más importantes que describen a estos individuos y que permite la perpetuación de la especie es su éxito sexual. El catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona explica que este tipo de personajes atesoran un gran encanto seductor, caen bien de entrada y tienen habilidades en la mirada, la pose o la modulación de la voz. "Tienen carisma básico y eso los hace más peligrosos", sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario