2/7/17

¿Podrías convertirte en un psicópata por jugar videojuegos violentos?

¿Podrías convertirte en un psicópata por jugar videojuegos violentos?


Si te gusta este tipo de entretenimiento pon mucha atención.


askmen.com

Los videojuegos violentos han sido juzgados desde hace años por diversos estudios de comportamiento que miden violencia, agresión y empatía. Por un momento muchos sintieron como si aquellos que no disfrutaban de títulos como Counterstrike, Grand Theft Auto, Call of Duty y Battlefield de pronto se opusieran a que los demás jugaran.

La sorpresa, es que investigaciones científicas recientes le han dado la vuelva al debate hacia una nueva dirección. Publicado en Frontiers of Psychology, el nuevo estudio encontró que los gamers tienen la misma respuesta neurológica cuando ven distintas imágenes que las personas que no juegan videojuegos.

Estudios anteriores han sugerido lo opuesto –que los videojuegos desensibilizan los estímulos emocionales– aunque la mayoría de estos documentos observaron el fenómeno hacia una perspectiva de corto plazo, en donde los sujetos habían jugado justo antes del experimento.

El Doctor Gregor Szycik de la Hannover Medical School en Alemania quería tener un acercamiento a largo plazo con la cuestión. Para el estudio se juntaron varios gamers que jugaron Call of Duty y Counterstrike. Los hombres habían jugado dos horas diarias durante cuatro años. Se le solicitó al grupo que jugara tres horas antes de la prueba y se les comparó con los sujetos que no tenían experiencia ni habían jugado recurrentemente videojuegos violentos.

Los participantes respondieron cuestionarios psicológicos, después de ser analizados por una máquina que medía sus respuestas mientras veían imágenes diseñadas para provocar resultados emocionates. Con el scanner, los investigadores midieron la activación de diferentes regiones cerebrales para compararlas con la respuesta neurológica de jugadores y no jugadores.

Tanto el cuestionario como el escaneo revelaron que no existe diferencia en cuanto a medidas de agresividad y empatía entre gamers y no-gamers. El resultado sorprendió a los investigadores, que habían hecho una hipótesis contraria.

La única incógnita es que el grupo era relativamente pequeño. Con solo quince participantes jugadores y quince no jugadores. De cualquier forma, Szyck reconoce que más investigación es requerida. "Esperamos que el estudio estimule otros grupos para enfocar su atención a efectos a largo plazo que tienen los videojuegos con el comportamiento humano", aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario