17/5/17

¿Por qué el dolor es tan intenso y duradero luego del abuso sociopático?

¿Por qué el dolor es tan intenso y duradero luego del abuso sociopático?


sobreviviendoapsicopatasynarcisistas.wordpress.com

Es probable que te hayas preguntado el porqué de un dolor tan intenso y que se prolonga en el tiempo. Todos nosotros hemos conocido el dolor y tenido pérdidas en nuestras vidas. Sin embargo, luego del abuso de estos depredadores, nos encontramos cuestionándonos cosas como “cuando murió mi madre estaba destruido. Con el transcurso de los días, el dolor se convirtió en una melancolía que me acompañaba durante el día pero que no era incapacitante, sentía la presencia de mi madre también. ¿Por qué ahora no puedo sacarme esta presión constante en el pecho y la cabeza? ¿Por qué mientras estoy trabajando vuelven a mí los recuerdos de sus burlas cuando se fue y pierdo la concentración? O también “superé una operación/enfermedad delicada, soporté el dolor y las intervenciones con dignidad y esta situación es tan dolorosa que me está poniendo de rodillas ¿Hay algo malo conmigo?”. No, tu no estás enfermo mentalmente (esos pensamientos son restos de la erosión identitaria y del “gaslighting” de tu ex pareja , familiar o amigo sociópata). Duele mucho física y mentalmente. Hay causas biológicas, psicológicas y sociales  para ese sentimiento. Digamos que te han golpeado en todos los flancos. Vamos por orden:

  • En la etapa de idealización él/ella llevó a cabo un proceso llamado “totalización”. Tú creíste en que te habías vuelto el centro de su vida, te sentiste halagada/o y te abriste como con ninguna otra persona. En realidad, el narcisista estaba metiéndose en cada rincón de tu cuerpo y tu cerebro, creando imágenes que no pudieras olvidar (emociones, canciones, paseos, libros) y que siempre asociaras a él. (Tal es así que muchos sobrevivientes no logran volver a pasar por ciertos barrios, comer ciertas comidas o escuchar algunas melodías porque les disparan una cascada de pena incontrolable). En paralelo te estaba enganchando con mucho sexo y contacto físico que luego en la fase de devaluación alternaba con alejamiento creando una adicción hormonal (hablamos de este ciclo oxitocina/cortisol en la entrada de la dependencia bioquímica). Cuando te abandona repentinamente (o tú lo haces porque te hiciste consciente de su abuso) el cuerpo entra en un estado de shock de abstinencia (sí, igual que con las drogas y el alcohol) que te traerá todo tipo de dolencias físicas y confusión mental. Esta etapa va cediendo en la medida que logres el contacto cero con tu ex. No obstante, el proceso de totalización psicológica que ejerció sobre ti, hace que sientas un vació muy grande e indiferencia por las cosas que antes te gustaban. Esto tarda más tiempo en ser superado (consulta la entrada para acelerar el proceso de recuperación)
  • El abuso prolongado lleva muchas veces a desarrollar un trastorno de estrés post traumático complejo (es una variante al trastorno de estrés post traumático que suele diagnosticarse luego de un accidente o asalto violento en cambio el complejo se da cuando la situación es prolongada en el tiempo: hogares violentos, abuso psicopatico o narcisista o personas secuestradas). Hay muchos neurólogos que han demostrado que es tal el desbalance bioquímico inducido por estas situaciones traumáticas que partes de la neo corteza y del hipocampo empiezan a evidenciar cambios físicos por lo que están impulsando la idea de que no es una enfermedad sino un traumatismo cerebral (una herida que te han hecho, como si te rompen la mandíbula de un puñetazo). ¿Y te parece que no te iba a doler? ¿Te sientes culpable porque te encuentras peor que cuando perdiste tu empleo o cuando tu tía enfermó? No, no eres mala persona. Esto duele a todos los niveles. Con la enfermedad de tu tía puedes racionalizar la situación (“ahora le darán quimio y se pondrá bien”), con el paso de un psicópata o narcisista en tu vida no puedes encontrar la más mínima lógica en esta realidad perversa a la que te arrastraron. Afortunadamente el TEPT complejo se trata exitosamente con terapias cognitivas que apuntan a crear nuevas redes neuronales que desplacen a las traumáticas (imagina que te forzaron a hacerte un tatuaje, tienes dos opciones…puedes con laser dejarlo de color piel o hacerte otro encima que te guste). Utilizando otra metáfora “hay que re escribir tu software mental” y volverás a sentirte pleno. Aquí tienes un enlace muy claro al respecto http://www.rcpsych.ac.uk/healthadvice/translations/spanish/tept.aspx
  • A otro nivel la traición y la injusticia de ver que el/la narcisista ha mentido sobre ti y le creen, que el/ella siguen engañando a otros sin límites, que ellos progresan en el trabajo y tu estás sin empleo (cuando el psicópata logró por medio de mentiras que pierdas tu puesto) es motivo más que suficiente para que sientas un dolor indescriptible. Te autocastigas pensando que deberías soportarlo con dignidad ya que después de todo ha habido muchas injusticias y traiciones en la historia (podríamos llenar hojas y hojas con ellas). Tienes derecho a sentirte pésimo por la falta de justicia, que otros no la hayan tenido no hace más que agregar vergüenza a la historia de nuestro planeta. De todas formas, muchos siguen pidiendo por un mundo más justo, victimas de accidentes de tránsito, de ataques terroristas, de violaciones, de abuso de autoridad, etc. Tal vez la búsqueda de una reparación o cierre justo es la emoción que más perdura en el tiempo. Es imposible resignarse. Habrá que aprender a convivir con ella o luchar por alguna causa que nos haga sentir útiles.

Quisimos mostrarte que no estás loco/a cuando sientes que este dolor va cediendo mucho más lentamente que otros dolores en tu vida. Ten esperanzas, desaparecerá. Hay muchos sobrevivientes que pueden dar fe de eso.  Queremos agregar algo más: considera este proceso como un viaje de autoconocimiento del que saldrás mucho más sabio, conocerás sutilezas de la naturaleza humana que muchos no entienden, podrás ser más sensible y compasivo con los que sufren (e implacable con los vampiros emocionales) y disfrutarás de cosas pequeñas que antes dabas por sentado. Piensa que estos viajes de superación están presentes en los mitos, en la literatura y en la mayoría de las grandes tradiciones religiosas del mundo (Buda y sus años de búsqueda en soledad, Ulises que descendió a los infiernos, Dante en la Divina Comedia, Jesús en el desierto, o las iniciaciones en los pueblos aborígenes donde los jóvenes suelen adentrarse solos en la selva y volver cuando hayan podido superar las pruebas). Estos relatos nos han acompañado desde siempre para darnos ánimo cuando nos adentramos (en nuestro caso, forzados) en lo desconocido de nuestras profundidades psíquicas;  y también nos aseguran que siempre habrá un retorno a la superficie con un mayor conocimiento de nosotros mismos, un renacimiento a la plenitud de nuestro ser luego de un viaje heroico. Tal vez pienses que exageramos un poco pero queremos que te veas como un héroe o una heroína en tu historia y no como la víctima de abuso a la que ellos quisieron reducirnos. Ánimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario