11/5/17

Los psicópatas si lloran

Los psicópatas si lloran

silviarodriguez.es

Son muchas las ocasiones en que me han preguntado cómo se explica que un psicópata -que no tiene sentimientos o no tiene empatía- llore en un funeral o después de una fuerte discusión. ¿Será que no es psicópata? ¿lo es a medias? ¿qué es lo que está pasando?

"Bien, es cierto, los psicópatas sí lloran"

¿Por qué llora un psicópata?


Si nos paramos a analizar con detalle el proceder en su vida, nos damos cuenta que en la vida del psicópata hay dos elementos característicos que nos permiten entender esta conducta.

Una es la habilidad y el esfuerzo constante que hacen para ser socialmente aceptados, es decir, para encajar en la sociedad que les rodea usando sus mismos patrones de comportamiento, las mismas “reglas del juego”.

Pero cuidado, esto no quiere decir que las entiendan, las interioricen o, tan siquiera, las respeten o valoren. Tan solo que las conocen y las utilizan para comportarse en cada momento “como se espera de una persona normal” y así no destacar como “diferentes” cuando no les interesa.

"Un psicópata conoce las pautas de comportamiento de una persona normal y eso incluye mostrar empatía cuando toca, aunque sea incapaz de tenerla.

Esto nos lleva a la segunda habilidad, su extraordinaria capacidad para fingir. De cara a la galería puede ser una persona normal e incluso más que eso, un ejemplo de “buen ciudadano”. Y es que viven en un constante escenario, la sociedad es el público del teatro en que desarrollan su obra, su vida. Conocen los papeles cada escena y los interpretan con esmero; ya os digo, a la perfección.

Por ejemplo, tras una discusión, no dudarán en pedir disculpas o mostrar arrepentimiento. Para ello dirán aquello que el otro necesita oír y llegarán al llanto en situaciones de intimidad o confianza si es preciso; pero, por supuesto, será sin asumir la responsabilidad de sus actos. En su forma de proceder harán al otro enfrentarse a la duda de si lo vivido es realmente tan atroz (las palabras, las acciones) o si la víctima tiene parte de responsabilidad en lo sucedido y algo escapa a su percepción.

"Fingen con tal maestría que sembrarán la duda en los demás respecto de su propia percepción e interpretación de los hechos vividos".


Las verdaderas lágrimas


El psicópata llora realmente cuando su objetivo no ha sido conseguido aunque los demás no seamos capaces de entender ni siquiera que puedan concebirse tales objetivos.

Por ejemplo, después de haber dado una brutal paliza a una persona, podemos ver a un psicópata llorando y pensar que está fingiendo. Pueden ser lágrimas reales, sentimientos reales, pero no por el dolor causado a otra persona, sino por las posibles consecuencias que pueda tener esto en su vida: la posible denuncia, pasar por una detención, las posibles repercusiones en su reputación. No lloran por el dolor causado, lloran porque esto puede suponer un problema para ellos y sus planes futuros.

  "Si detectas a un psicópata cerca, la mejor opción es alejarse."

No hay comentarios:

Publicar un comentario