5/5/17

Aclaracion sobre el tema de Psicopatia y temas afines

Aclaracion sobre el tema de Psicopatia y temas afines



Estimados seguidores:

He recibido múltiples consultas sobre el por qué estoy siendo tan insistente en temas relacionados a psicopatías y psicópatas.

Les comento que soy una mujer mayor, ingeniera, con una cierta facilidad para entender a las personas y entender sus intenciones. He tenido varias relaciones de pareja a lo largo de mi vida, he disfrutado del amor y he sufrido desamores, como todos. De casi todos guardo algún recuerdo hermoso de momentos compartidos.

Sin embargo, mi última relación de pareja fue muy distinta a la anteriores.

El año 2010, fui abordada via Facebook, por un personaje que conocí muy someramente en mi adolescencia. Ya en ese tiempo intentó infructosamente abordarme. El año 2010, no fue distinto y también lo rechacé tratándolo en forma cordial pero lejana..

Hace aproximadamente un año, mayo del 2016, nuevamente este personaje, llamémoslo Vicente, me vuelve a contactar nuevamente via Facebook. En ese entonces pasaba por momentos muy dificiles, y esa vez no fui tan tajante para rechazarlo.

Debo destacar que Vicente procede de una familia acomodada, es un profesional graduado de una prestigiosa universidad de mi país, Un hombre guapo, a pesar de que luce bastante mayor de lo que es., muy preocupado por su apariencia, encantador y de modales con ciertas fallas.

Después de varias conversaciones, que se fueron tornando cada vez mas románticas y sensuales accedí a salir con él. El flechazo fue inmediato. No pasó mucho tiempo antes de que me sintiera fuertemente atraída por él. Lo curioso de todo esto, es que Vicente es el tipo de hombre que jamás me habría llamado la atención. A pesar de parecer muy inteligente, me parecía bastante superficial en todo orden de cosas.

Es importante que sepan que en el momento que en él me abordó la última vez, el año 2016 (ambos con poco más de 50 años), yo estaba sumida en una profunda depresión, tanto por problemas personales, familiares como financieros. Él lo sabía y supo presentarse como una persona muy preocupada y protectora. Fue un verdadero “bálsamo para mis heridas”.

Mientras más lo conocía, más creía que era mi príncipe azul: el único con el que hasta llegué a considerar la posibilidad de compartir el resto de mi vida con él (sin papeles por supuesto). Sin embargo habían algunos temas respecto a él, que me preocupaban. El mismo me dijo que había tenido 3 relaciones de parejas serias desde que salió de la universidad. Incluso con dos de ellas se casó. Lo que me preocupó bastante fue que las tres relaciones finalizaron en muy malos términos. Eso me mantuvo siempre en alerta, a pesar de sentirme inexplicablemente atraída por él.

Tiempo despues de que la relación termino, me enteré que en realidad habian sido mas de 10 mujeres (desconozco cuántas mas), y en mas de un caso, con mas de una mujer a la vez. Infiel en cada oportunidad que tuvo.

En muy poco tiempo, Vicente me sugirió, irme a vivir con él y hasta insinuaba la posibilidad de matrimonio… No acepté la opción de convivir con él (era demasiado pronto para mi gusto), aunque reconozco que la idea me gustaba. De paso le aclaré que no soy partidaria del matrimonio, así es que era mejor que descartara esa posibilidad.

Cosa rara, como si nunca antes hubiera hablado de la opción de matrimonio, a los pocos días él comenzó a decir que él no quería volver a casarse, y que incluso haberse casado la segunda vez fue un error. Sólo se había casado por presión constante de su pareja… pero dejaba abierta la posibilidad de convivencia.

Con el paso del tiempo, me fui dando cuenta que en reiteradas oportunidades Vicente, muy sutilmente iba readaptando su postura en relación a distintos tema, hasta emparejarlas con las mías. Intuitivamente sabía que algo andaba mal y trate de alejarme varias veces. No sé cómo lo hacía, pero Vicente siempre lograba que volviera con él.

Cuando llevábamos un par de meses de relación, Vicente empezó a preguntarme como podría verse mejor, más joven, que debía bajar de peso, que si afeitarse la baraba… etc.

Seré ingenua para algunas cosas, pero no tanto. Sabía que su preocupación por lucir más joven y atractivo eran motivadas por otra mujer, evidentemente mas joven.

Decidí disfrutar de lo que quedaba de la relación, e irme alejando de a poco. Fui sacando algunas de las pocas cosas que yo tenía en su departamento, sin que Vicente se diera cuenta (o al menos eso creo).

Si se hubiera tratado de una relación de pareja que no me despertara tanta desconfianza, tal vez habría tratado de retenerlo. Pero eran demasiadas las luces rojas que se iban encendiendo con el tiempo.

A los pocos meses de relación, Vicente debió partir de viaje por dos o tres semanas.El ultimo dia que lo vi antes del viaje, me trato como a una verdadera princesa a modo de despedida por el tiempo que estariamos separados. En algun momento de esa despedida ocurrio un pequeño "accidente" en que yo resulte lastimada. A pesar de este episodio, se esmeró en hacerme feliz como nunca. Hasta ahora no se por qué, esa úñtima vez que lo vi, saque las pocas cosas mias que aun estaban en su departamento.

Mirando ahora hacia atra,s me doy cuenta que ese encuentro no era solo una despedida por el viaje, sino que él se estaba despidiendo de mi como pareja.

Contrario a lo que cabia esperar, las comunicaciones durante su viaje, fueron menguando y haciéndose cada vez más distantes. El cambio era evidente: no me quedó más remedio que asumir que la relación estaba llegando a su fin. Con un dolor inmenso, le pedí que cortáramos la relación. El me pidió tiempo, y nuevamente logró convencerme de que no termináramos.

Para resumir la historia, a la vuelta del viaje fue él quien termino la relación, de forma abrupta, brusca… y hasta brutal diría yo… y via internet. Solo me responsabilizaba brevemente a mí del quiebre y ponía punto final. Le dije que esas cosas se hablan de frente y le sugerí que nos juntáramos para cerrar el tema en forma correcta. Algo no me cuadraba, y no sabía exactamente qué.

Su respuesta ante mi insistencia, fue bloquearme todos los accesos de comunicación que teníamos, aun los que hacía tiempo yo no usaba. El perfecto caballero, se desvanecía en segundos para darle paso a un hombre frio, grosero y cruel. Eran dos personas casi opuestas.

Aunque sabía que la relación terminaría en poco tiempo, me pilló completamente de sorpresa la frialdad y rudeza con la que lo hizo.

Pasadas unas semanas, después de la ruptura, empecé a abrir los ojos y empecé a darme cuenta de varias cosas que antes no había notado. Al principio de la relación trato de comprometerme ofreciendome viajes, me ofrecio dinero para solucionar parte de los problemas en que estaba, una operación que yo requeria, y varios detalles mas. Todo lo rechacé, justamente para no sentirme comprometida,

Otro detalle que no vi en su momento, es que con el paso del tiempo Vicente empezó a cambiar en forma tan imperceptible que no me di cuenta de lo que estaba pasando. De a poco empezaron a aparecer criticas veladas que buscaban lastimar o hacerme sentir culpable.

De a poco había iniciado un proceso casi quirúrgico de ir demoliendo la poca autoestima que tenia. También empecé a darme cuenta que algunas cosas que pasaron mientras estuvimos juntos,  involucraron un cierto grado de violencia física y/o psicológica. En cada oportunidad que eso ocurrió, no les di mayor importancia pues parecían haber sido “accidentales” o “malos entendidos”.

La historia no terminó allí desgraciadamente. Con el tiempo me enteré que, tal como yo lo imaginaba, llevaba una relación en paralelo a la que tenía conmigo. Adicionalmente a los pocos días me di cuenta que Vicente intencionalmente me había provocado una recaída de una enfermedad que él mismo me había provocado originalmente al principio de la relación. Esa recaída terminó provocando que dicha enfermedad se convirtiera en crónica, dejándome en una situación de salud bastante delicada.

Debo reconocer, que mucha información que obtuve los meses posteriores a la ruptura, terminaron por quebrarme en todo sentido. Descubrí en base a toda la información recibida, que Vicente es lo que llaman un psicópata funcional o integrado, o lo que es lo mismo un narciso maligno.

Mi confusión fue enorme: una mezcla de sentimientos, de miedo, dolor, enojo, espanto por el peligro que corrí sin darme cuenta… y curiosamente, y  a pesar de todo lo que sabía, aun quería verlo una última vez, para convencerme de que realmente es un monstruo.

Con el tiempo me fui involucrando a fondo en el tema de la psicopatía, y fui descubriendo que ese “amor” que yo “sentía”,  no era tal cosa en realidad. Era más bien una mezcla de dependencia, tension sexual y algo de obsesion, qué el mismo Vicente había forjado en mí, con una habilidad impresionante.

Aunque parece difícil de creer, estos personajes, no son tan raros como uno podría suponer: en un principio se hablaba del 1% de la población. La cifra ha ido aumentando según aparecen nuevos estudios y se ha llegado a hablar de hasta un 4% de la población. Solo un porcentaje pequeña termina encarcelado: solo una pequeña porcion llega a ser abiertamente criminales. La gran mayoria de ellos vive solo traspasando sutilmente la línea de la legalidad.

Son personas muy “normales”, pero en cuanto ponen la vista en un objetivo (pareja, dinero, trabajo, familia, o lo que sea) son verdadera maquinas depredadoras, que usualmente logran su objetivo, sin importarles en lo más mínimo a quien lastiman o dañan en el camino.

Una vez que estas bajo su control empezará tu agonía, un poco más cada día hasta que llegas al mismo infierno. Son verdadero demonios, que literalmente disfrutan rompiendo y corrompiendo física y emocionalmente a todo el que esté a su alcance. No te das cuenta de lo que está pasando hasta que ya estas muy debilitada. Cuando ya ha logrado alejarte de tu familia, tus amigos... cuando el miedo controla tu vida, cuando sientes que no tienes la fortaleza suficiente para poder escapar. Si estas en ésta situación, no te desesperes, hay salida, pero no es un camino fácil.

Cuando reconozcas a un psicópata funcional o integrado,  solo hay una cosa que puedes hacer: ponerte lo más lejos posible de su alcance y bloquearle la mayor cantidad de información posible, especialmente la que pueda usar en tu contra. Puedes estar seguro(a) de que si te interpones entre él (ella) y alguno de sus objetivos, te va a destrozar (y con mucho placer) para lograr lo que quieren.

Mi insistencia en publicar sobre éste tema, es porque hasta ahora la única forma efectiva que existe para no salir lastimado por estos seres, es saber reconocerlos y alejarse lo mas posible. Por muy inteligente que seas, jamás te acerques a uno de ellos si puedes evitarlo. Jamas los confrontes. Ellos te llevan toda una vida de ventaja en que han ido perfeccionando sus sutiles técnicas de seducción, manipulación y destrucción.

Si ya estas atrapado(a) por uno de ellos, busca ayuda profesional lo antes que puedas; psiquiatra o psicólogo. Si el profesional al que encuentras, no te cree lo que estás viviendo, o piensa que estas exagerando, cambia de profesional. Son pocos los que conocen el tema y saben cómo tratar estos casos. Busca hasta que encuentres uno que te crea. No estás loca, aunque todo tu entorno se empeñe en hacértelo creer: es parte del trabajo que hace una pareja psicópata. Son muy meticulosos en hacer creer (y “demostrar”) a los que te rodean de que estas loca(o). Un consejo más sobre tu terapeuta, jamás dejes que conozca al psicopata que está afectando tu vida (pareja, familiar, amigo, o lo que sea). Corres el serio riesgo de que esa persona convenza al terapeuta de que ellos son unos santos(as) y tú eres de lo peor  y/o estás loca(o).

Por favor si crees ser víctima de un psicópata, pero no quieres pedir ayuda porque no estas segura, busca información sobre el tema y estúdialo a fondo. Te ayudará a ir tomando las decisiones correctas. Yo iré publicando (y republicando) la información que vaya encontrando para ir ayudandolos en entender la situación en que estas tu o un ser querido.

Bueno amigos, hay muchas cosas que dejé en el tintero para no extenderme tanto. Puede ser que en el futuro se las vaya contando por partes, para que ustedes mismo puedan estar alertas, y se puedan proteger de estas personas. Pueden estar seguros de que se han encontrado con más de uno a lo largo de su vida, sin darse cuenta. También puedo asegurarles que más de una persona cercana a ustedes ha sido o está siendo victimizada por uno de ellos.

Mis agradecimientos a Patricio Barriga, quien me motivo a poner en marcha este blog, con la idea de entregar la mayor cantidad de informacion posible sobre estos personajes y asi la mayor cantidad de gente pueda evitar ser atrapado en el mundo infernal en el que sutil, pero sistematicamente te van envolviendo los psicopatas funcionales o adaptados..

________________________________


Estimados amigos:



La publicación anterior (arriba) ha suscitado bastante curiosidad, así es que decidí continuar escribiendo de cuando en cuando mis vivencia y consecuencias de haber estado en manos de un psicópata. En unos pocos días iré publicando distintas cosas de lo que viví, entremezclándolo con cosas que he aprendido sobre este tema, y planteando dudas existenciales que me han ido apareciendo al saber de la existencia de estos personajes.

________________________________


________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario