18/4/17

Enamorarse de un psicópata

Enamorarse de un psicópata

¿Es posible enamorarse de un psicópata? La respuesta a la pregunta es «sí»: todos podemos enamorarnos de un psicópata.

No todos los psicópatas son como el doctor Annibal Lecter o el yupie — interpretado por Christian Bale — de American Psycho. Dentro de la psicopatía existe un amplio espectro que va: desde el criminal-asesino hasta el aparentemente encantador vecino de enfrente; una persona integrada en la sociedad que trabaja, estudia, tiene hijos y familia.

Los psicópatas, a pesar de ser personas narcisistas, egoístas y sin ningún tipo de empatía, también acostumbran a ser personas aparentemente encantadoras. Y digo aparentemente porque sólo lo parecen, no lo son. Pero si por algo destacan estas personas dañinas, es por su excelente capacidad de manipulación. Un rasgo esencial para conseguir enmascarar su verdadera naturaleza. Por eso, si sospechamos que nos estamos enamorando de una persona que encaja con estos rasgos de personalidad, es importante estar atent@s e identificar a tiempo otras características sutiles que nos quiten definitivamente la venda de los ojos y nos eviten un montón de problemas más adelante.

La posible víctima de un psicópata está siempre en una situación muy vulnerable porque, en primer lugar, no espera estar en las redes de un psicópata y, en segundo lugar —en parte como consecuencia del primero — es incapaz de detectar las señales externas que deberían ponerla en alerta y adoptar una actitud defensiva.


Lo que debes saber para no caer en las redes de un psicópata:


La característica principal de un psicópata es su anestesia afectiva. Jamás siente culpa por lo que hace y los únicos que sufren las consecuencias de sus actos son las personas de su entorno.  Los únicos sentimientos que un psicópata puede experimentar son:  cólera, ira o tristeza, cuando las cosas no salen como quiere. Cualquier cosa que haga, la hará movido por su propio interés y, para llegar a su objetivo, será capaz de simular amor, compasión, solidaridad, ternura y hasta amistad… aunque en realidad carezca de todos esos sentimientos y cualidades. Debes tener en cuenta que el máximo placer para un psicópata es anular la voluntad del otro, explotarlo, atacarlo y demostrar su superioridad respecto a su víctima. Cualquier estrategia es válida para conseguirlo.

Aunque no todos los psicópatas actúan dentro del mismo ámbito. Algunos manifiestan su patología dentro del ámbito familiar, otros dentro del ámbito laboral, o en el ámbito de sus relaciones personales y sexuales. Por ejemplo, un psicópata puede victimizar a su pareja e hijos y, sin embargo, ser una persona encantadora de puertas hacia fuera. La psicopatología también es conocida como «locura moral» o «locura sin delirio», porque la persona posee la capacidad de juicio intacta, sabe diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal, pero en cambio no le importa hacer daño a los demás si con ello consigue lo que quiere.

El psicópata, no llega a ser un enfermo mental, pero no es normal. No se corta un pelo a la hora de utilizar la mentira y con su locuacidad y encanto superficial es capaz de enredar al más avispado. Sin embargo, hay algunos detalles que le delatan: es arrogante,  e impulsivo, se auto valora de forma exagerada y casi siempre va en busca de estímulos para divertirse, porque tiene tendencia a aburrirse; quizás por eso algunos psicópatas suelen comportarse de forma promiscua y sus relaciones «sentimentales» duran muy poco.


¡Cuidado! Las 10 profesiones con más psicópatas:


¿Sabías que entre los abogados, los gerentes, los cirujanos y los comerciales se concentran más cantidad de psicópatas? Son profesiones que les llaman la atención porque los psicópatas son narcisistas de cuidado y el poder les gusta tanto como a un niño un caramelo.

Aquí va el ránking de las 10 profesiones con más psicópatas. Ten cuidado si te enamoras de un…:

1. CEO de una compañía / Líder político.
2. Abogado.
3. Personalidad de la televisión o de la radio.
4. Comercial.
5. Cirujano.
6. Periodista.
7. Policía.
8. Clérigo.
9. Cocinero/Chef.
10. Alguien que trabaje en el mundo financiero (banqueros, asesores, etc…)


5 sutiles señales para detectar a un psicópata:


A veces es complicado darte cuenta de que estás tratando con alguien al que le falta un tornillo, por decirlo de alguna manera. A pesar que hay aspectos muy reveladores sobre una personalidad con rasgos psicopáticos: la manipulación, la obsesividad, el narcisismo exacerbado… Otros, que nos pueden dar la clave de con quién estamos tratando, son menos obvios. En mi caso, hasta que no busqué información para escribir mi novela Amigas 4Ever — en la que aparece un psicópata — no caí en la cuenta de que a lo largo de mi vida me había topado con dos (ambos en el ámbito laboral). El primero era una mujer, y el segundo un hombre. Os puedo asegurar que no he visto cosas más tóxicas en toda mi vida.

Ahora me acabo de acordar de un chiste muy tonto. No, no me desvío del tema. Ahora verás porqué.

Va un tío conduciendo por la autopista y pone la radio. Están dando las noticias y, de repente, el locutor da un boletín de emergencia.

—Atención a todos los conductores que en estos momentos circulan por la autopista interestatal. Hay un loco peligroso conduciendo contra dirección.

El tipo que va conduciendo da un volantazo para no chocar frontalmente con un vehículo y exclama.

—¡Joder, qué dice! ¡No hay sólo uno!

Vale, el chiste es malísimo, pero viene a cuento. ¿Y si resulta que el/la mal@ de la película eres tú?

Te propongo un juego. Mira en cuántos de los 10 puntos que vienen a continuación encajas (yo juego contigo, me encanta jugar).


10 puntos para saber si eres psicópata (o te has enamorado de uno):


  1. Siempre buscas salirte con la tuya, sin importarte las consecuencias. Yo no. Punto descartado. Si tú también lo has descartado, vamos por buen camino 
  2. Te levantas muy tarde y te acuestas muy tarde. Los espíritus nocturnos suelen estar asociados a personalidades maquiavélicas, narcisistas y psicópatas (según un análisis encabezado por el doctor Peter K. Jonason). Caramba, yo podría encajar en esta definición. Soy ave nocturna. ¿Y tú? Vamos a seguir 
  3. No bostezas cuando ves bostezar a alguien. Según un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences, las personas con tendencias psicópatas son menos propensas a bostezar cuando ven a alguien más hacerlo, porque carecen de empatía. Ufff…, de esta me libro. Es pensar en un bostezo y ya estoy bostezaaaanggg…doooo….
  4. Tienes poco autocontrol y eres fanático de las recompensas. Esta la elimino de mi lista. No va conmigo. Aunque si me ofrecen chocolate como recompensa… ¿Qué tal, tú? ¿Cómo vas?
  5. Te gusta demasiado el café. Por lo visto existe una tendencia a la preferencia de ciertos sabores por parte de los psicópatas. Un experimento con 500 personas concluyó que aquellas con personalidades más narcisistas y agresivas eran más propensas a decantarse por sabores amargos, entre ellos el café. Bueno…, creo que voy a pasarme al té.
  6. Eres manipuladora. Utilizas diferentes estrategias, como victimizarte, criticar, amenazar y hacer sentir culpable al otro para conseguir lo que quieres. Lo confieso:alguna vez lo he hecho, pero no es mi modus operandi habitual.
  7. Eres mentirosa. Sabes que lo que estás diciendo es falso, pero resultas tan convincente, que esperas que los demás te crean. Nada. Cada vez que miento se me nota a la legua. Hasta me paso de sincera. ¿Y tú?
  8. Eres fascinante. Sabes que tu personalidad engatusa a todo el mundo y aprovechas esa ventaja para manipular a tu víctima de turno. No sé si genero fascinación, pero estoy segura que lo de manipular no va conmigo.
  9. Eres seductora. Utilizas la seducción con el fin de influir en el otro para modificar su opinión y/o comportamiento en tu propio beneficio. Mi respuesta es ídem a la anterior. Espero que la tuya vaya en mi línea.
  10. Eres intuitiva. Tienes una gran intuición para percibir las necesidades del otro y eso te va de perlas para controlarlo. Intuitiva a tope, pero jamás utilizo mi don para hacer daño, más bien lo contrario.

Llegados a este punto, declaro que no soy una psicópata. ¿Y tú? ¡Espero que tampoco! 😀

Pero recuerda, si intuyes que te has enamorado de un psicópata, huye de él como de la pólvora. Estos personajes sólo están bien en la ficción (dan mucho juego).

No hay comentarios:

Publicar un comentario